Asycom
0 / 5 (0 votos)

La revolución digital pide a gritos profesionales cualificados

Revolución digital

Hoy día, tan sólo un 19% de las empresas han dado el paso a la digitalización en lo que a organización se refiere. Digitalizarse no significa tener presencia en las redes sociales, lanzar una página web o abrir un comercio electrónico; este proceso va mucho más allá y necesita de personal cualificado.

Sin embargo el panorama es desolador cuando las compañías se ven en la necesidad de buscar personas cualificadas y preparadas para llevar a cabo este cambio. Son muchas las voces que defienden que no hay mano de obra competente que lidere la revolución digital en España. En muchos casos hay que salir fuera de nuestras fronteras para encontrarla.

Hay que ser conscientes de que el futuro laboral es digital, está claro, pero pese a ello no hay un perfil digital definido en España. Según Carmen García, directora de IBM Commerce, “las empresas deben invertir en formación digital y en la construcción de una cultura que aliente a los empleados a renovarse e innovar”.

Perfiles como social media, analista de datos, intelligence manager, ingenieros especializados o expertos en ciberseguridad son los que despuntan en la actual revolución digital. Estos puestos de trabajo serán muy demandados en el futuro, de hecho ya lo son. No obstante, la mayoría de directivos sigue encontrándose con dificultades a la hora de contratar personal altamente cualificado en estas áreas. No hay que olvidar que la digitalización afecta a toda la empresa.

Por otro lado, el cliente también se renueva. Ahora, los consumidores son multipantalla y destinan más de cinco horas al día a ojear su smartphone. Como se suele decir, hay que “renovarse o morir”. El reloj juega en contra para adaptarse a un consumidor que busca todo en Internet y que compra a través de la red.  De aquí a cuatro años las compañías tendrán que dar respuesta a 5.000 millones de usuarios móviles en todo el mundo.

Todavía hay muchas barreras que superar para conseguir una completa revolución digital como, por ejemplo, la falta de grandes compañías por incorporar start-up o fusiones y adquisiciones que agilicen la digitalización. Además, no sólo hay una falta de recursos asignados a este proceso digital, sino también de personas.

La empresa tradicional tiene que tener claro que sin digitalización no habrá viabilidad ni éxito económico. Si necesitas asesoramiento, no dudes en contactar con Asycom. Estamos para ayudarte.

 

Fuente: El País

Imagen: Mundo Trabajo