Asycom
5 / 5 (1 votos)

Estos consejos te ayudarán a gestionar la reputación online de tu empresa

reputación online
La imagen de una empresa, persona o institución en Internet resulta fundamental para construir una buena reputación online. La percepción de los clientes hacia la marca no solo se construye con la imagen que muestran, también está constituida por noticias, comentarios y opiniones dadas por el público, tanto en redes sociales como en blogs, foros y portales online.

Crear contenidos bien posicionados para ser visibles en las búsquedas, actuar con rapidez, franqueza y transparencia y analizar qué dicen los usuarios son algunas de las pautas a tener en cuenta para  mantener una gran reputación online.

Actualmente, una de los mayores procesos por los que tiene que pasar una empresa es ampliar su negocio desde el mercado offline al mercado online. Por ello, debido a muchos factores, como la falta de tiempo, de experiencia o conocimientos, esta transformación a veces se convierte en un verdadero problema para las compañías, dando como resultado una mala administración de la presencia en el canal online.

A su vez, esto es relativamente comprensible ya que no existen precedentes ni pautas establecidas con las que comparar tu propia estrategia, ya que todo lo que se crea en relación al marketing digital tiene un color específico para cada empresa y llevar a cabo esa planificación no es algo que se pueda aprender en un día siendo totalmente necesaria la actuación de una empresa externa que gestione este servicio.

¿Por qué es tan importante la reputación online?

Según una encuesta del INE, en España el 50% de la población se conecta todos los días a Internet y el principal uso es la búsqueda de información sobre bienes y servicios. Por lo que toda empresa que tenga interés por seguir creciendo y avanzando en su negocio debería cuestionarse qué es lo que la gente encuentra cuando buscan su marca o sus productos.

Es cierto que el contexto digital y las nuevas plataformas de participación social que han ido surgiendo a lo largo del tiempo han dado lugar a herramientas para que el internauta juzgue, valore y opine sobre nuestra empresa. Esto, en la publicidad convencional no tiene cabida ya que es imposible recibir una respuesta del cliente sobre un anuncio en televisión o en un periódico.

Es un gran avance para todo el mundo encontrar en Internet un medio de libertad de expresión sin censura ni limitaciones aunque a veces su uso no sea siempre adecuado y se vuelva en contra de los intereses personales de una empresa o institución. Por lo que contar con un equipo de profesionales especializados en social media y comunicación de marca es vital para solucionar imprevistos y comentarios negativos que se alejan de la realidad. Por ejemplo, las opiniones positivas de los usuarios que ya han probado el sistema de compra online de una empresa son muy valiosas porque es un dato que mejora la imagen de marca.

Sin embargo, los comentarios negativos son muy peligrosos porque pueden construir una imagen de marca digital nefasta. Para ello, es fundamental tomar las medidas necesarias lo más rápido posible con el único fin de que desaparezcan de la red o que no ocupen posiciones importantes en los buscadores. Además, una transmisión veraz y directa de la información con el público es algo muy positivo.

Hay que tener en cuenta que aprender a saber gestionar la imagen de marca y la reputación online no es algo que se aprenda de manera rápida y automática, ya que en gran parte una gestión efectiva de la reputación digital tendrá que ver con las características únicas que posea el equipo encargado para ello.

Por ello, sería interesante tener en cuenta estos cuatro consejos que aportarán algo de luz a este complejo apartado del marketing y la gestión de redes:

Personal experimentado en redes sociales. Evidentemente, no todas las personas están preparadas para ejercer de community manager y es aquí cuando muchas empresas cometen el error de dejar este trabajo en cualquier miembro de la organización sin formación específica ninguna sobre este trabajo.

Ten una mentalidad global de empresa. Cuando un cliente protesta por cualquier medio no quiere decir que tenga nada personal en contra del encargado de la mejora digital de marca. Hay que tener claro que no podemos entrar en provocaciones o discusiones con los usuarios, si no ser vehemente e intentar ayudar a la persona afectada. Solo así gestionarás a la perfección una crisis de reputación.

Utiliza un blog como medio para comunicar tu mensaje.  Crear contenidos de calidad generan solvencia, transmiten confianza y conocimientos útiles a los usuarios, por lo que si aportas información relevante que ayude a aprender cosas nuevas, tu imagen corporativa se verá reforzada.

Asiste a eventos y hazte notar en tu sector. Es muy importante ganarte la confianza y el respeto de los miembros de tu sector, entre los que se encuentran la competencia o socios y colaboradores.

¿Cómo analizamos y controlamos la reputación online?

Aunque la reputación es relativamente controlable, es cierto que sí puede medirse de alguna manera. Por ejemplo, una de las formas más eficaces sería crear contenidos originales, así  otros no podrán ocupar ese espacio. A mayor contenido generado, menos posibilidades para que los comentarios generados por un usuario no queden expuestos en primeras posiciones.

Otro aspecto vital es la gestión de la reputación es tener un control en tiempo real y de manera inmediata para estar al tanto de ataques potenciales y evitar que explote una crisis de reputación.

En Asycom contamos con profesionales cualificados en comunicación y marketing, preparados para gestionar la reputación online en todos los ámbitos. No dudes en consultarnos tus dudas. Estaremos encantados de atenderte.

Fuente: InboundCycle

Imagen: Socialblabla